Cómo preparar la remolacha

Cómo preparar la remolacha

Muy buenas a todxs! Tenemos un clima que parece que la tierra está del revés! Por eso las lechugas “se han subido” en toda Euskal Herria! Mirad qué preciosidad de lechuga espigada.  La cesta de esta semana  viene muy completita y variada con las verdes  vainas, pepinos, tomates, pimientos de Gernika, pimientos verde y las dulce y picantes por traviesas cebolletas! Una cesta muy apropiada para entre otras, hacerse un buen gazpacho andaluz, os recuerdo la receta que tanto os gustó.

Nos habíais pedido más información sobre la remolacha y cómo prepararla. Pues ahí va!

 TU SALUD Y BIENESTAR:  BENEFICIOS DE LA REMOLACHA, UNO DE LOS ALIMENTOS QUE TODA PERSONA DEBERÍA CONSUMIR  ¡¡¡MUY BUENA!!!

Remolacha: dulce y nutritiva

¿Sabías que la remolacha fue elegida como uno de los 150 alimentos que toda persona debería consumir?

La remolacha, proveniente de la zona costera del norte de Arica, está compuesta de agua, proteínas, hidratos de carbono, fibra, potasio, yodo, sodio, folatos y vitaminas C y B3.

La ensalada es la mejor forma de consumir esta hortaliza que, desde el siglo II a.c. ofrece todos sus beneficios nutritivos, especialmente diuréticos. Es un potente anticancerígeno gracias a que es rica en flavonoides, un antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades crónicas y la aparición o el crecimiento de tumores cancerígenos.

Si queréis conocer más beneficios de la remolacha podéis consultar en Soluciones Alternativas de Sanación en Facebook que nos muestra una información muuuuy completa.


Cómo preparar la remolacha

La remolacha es una hortaliza que puede consumirse cruda, hervida o en conserva. Su uso principal se da en ensaladas, aunque también puede tomarse sola, con ajos o cebolla y acompañada con un poco de aceite, sal y vinagre.

  • Para consumirla la remolacha cruda, se suelen rallar y servir con un poco de aceite y limón, pero resultan más digeribles si se han cocido. Para su cocción, conviene introducirlas en agua salada hirviendo sin haberlas pelado con anterioridad porque si no perderían parte de su color y su sabor. Deben hervirse durante al menos una hora, según el tamaño que presenten, pero no más de dos. Una vez que han sido cocinadas se puede eliminar la piel con facilidad y pueden servirse como un plato de verdura.
  • Si se prefiere se pueden hacer asadas. Para ello sólo hay que introducirlas en el horno y no sacarlas hasta que estén tiernas. Cocinadas de esta forma, las remolachas conservan casi intactas todas sus propiedades.
  • Con las remolachas se elaboran conservas. Para ello hay que emplear vinagre o azúcar que se añadirá a las remolachas una vez que éstas hayan sido hervidas o cocidas.
  • Asimismo, las hojas de la remolacha se pueden aprovechar, cocidas y condimentadas como si fueran espinacas.

ON EGIN!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Nueve + 4 =