Hummus de remolacha

Hummus de remolacha

En la cesta de esta semana tenemos de verduras: lechugas, acelgas, pimientos tipo del padrón para freír , tomates , tomate en bote  y vaina también embotada. Con los cambios de temperatura hay verduras que ya se van despidiendo como ocurre con el calabacín (que no le gusta nada el frío). A otras, como las vainas, no les gusta el viento y menos les gustó la ciclogénesis explosiva… así que las su función será otra y las dejaremos para alubia. Ya sabéis que para estos casos tenemos las ricas y también sanas verduras embotadas!

Muchxs nos preguntábais por por formas de preparar la remolacha y ya hablamos de todas sus propiedades. Como a mi todavía me quedaba alguna en el frigo y he hecho esta receta que compartieron la garbancita ecológica y que os recomiendo porque está para chuparse los dedos!!!

Ingredientes para 6 personas (o raciones para guardar que aguanta muy bien…)

hummus400 g. de garbanzos cocidos
200 g. de remolacha cocida
2 dientes de ajo (pelados y en trocitos)
1 cucharada de tahine (pasta de sésamo)
El zumo de medio limón
2 cucharadas de aceite de oliva virgen
1 cucharada de comino molido
½ cucharadita de sal

Preparación

La preparación de la receta de hummus de remolacha es tan sencilla como la receta de hummus tradicional. Consiste en moler todos los ingredientes juntos, si es posible, con una batidora o procesador de alimentos (lo que nos permitirá tener preparada la receta en un momentito).

Si van a usar garbanzos “de bote”, os aconsejamos que lavéis primero los garbanzos bajo el grifo con la ayuda de un colador. Si os animáis a cocer en casa los garbanzos deberéis dejarlos en remojo la noche antes (por lo menos 8 horas de remojo). El truco para cocer los garbanzos es echarlos al agua (sin sal) una vez que esté hirviendo. Les llevará unas 2 horas terminar de cocerse. Entonces solo queda escurrirlos y que se enfríen. La medida de garbanzos en seco será de unos 150 gramos.

Sobre la remolacha: para ayudar a la batidora es recomendable que primero cortéis en trocitos la remolacha cocida. Igual que con los garbanzos, para cocerla, echadla al cazo cuando el agua esté hirviendo. Tarda en cocer una hora aproximadamente y podéis comprobar que está en su punto pinchándola un tenedor.

Respecto al tahini (pasta de sésamo), decir que siempre le aporta un toque de sabor al hummus y además añade calcio a la receta. El sésamo es de los ingredientes veganos con más cantidad de calcio. Si no tenéis tahini también le podéis echar semillitas de pipas, de lino, de las que tengáis a mano… Ah! que no se os cuele ninguna semilla de limón. El sabor amargo de las pipas de limón arruinará el sabor de nuestro colorido hummus de remolacha.

Y el truco!

A esta masa rosada le va de maravilla un espolvoreo de pimentón dulce por gusto y estética con un chorreón de aceite de oliva final. El hummus se come frío si queréis con pan y si os atrevéis con talos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × dos =