Las mermeladas son de Míkel Kormenzana y están hechas de frutos silvestres o del bosque, como arándanos, moras, grosellas, endrinas, fresas… Todos los componentes de las mermeladas de frutos pequeños son de producción ecológica.